logo Nuria Vargas

Construye la Vida Plena que te mereces

Jueves, 22 Diciembre 2016 17:03

Detecta la Autoexigencia Insana

Valora este artículo
(4 votos)

Detecta la Autoexigencia Insana

Todos poseemos una serie de normas que guían nuestro desempeño y todos esperamos de nosotros mismos un determinado nivel de ejecución. Al realizar una tarea sabemos, de alguna forma, cuando está bien, cuando está mal, cuando parar, cuando pedir ayuda, cuando es insuficiente, cuando está como queríamos, cuando no… hacer nuestras tareas del modo en que pretendíamos y obtener los resultados que deseábamos nos proporciona satisfacción y alimenta nuestra autoestima.

Ser autoexigente con uno mismo es sano y necesario pero, en ocasiones, nos resulta difícil poder distinguir entre una autoexigencia sana y una autoexigencia insana o hiperexigencia. A continuación se dan algunas pistas que nos ayudarán a diferenciar.

• Un nivel sano de exigencia es aquel que:

  • Resulta ser motivador y realista.
  • Tiene en cuenta nuestras circunstancias y recursos.
  • Es posible de cumplir, al menos en un elevado número de ocasiones.
  • Nos da oportunidades de sentirnos satisfechos sin terminar exhaustos.

• Un nivel de exigencia insana es aquel que:

  • Supera nuestros recursos reales de tiempo y energía. Terminamos exhaustos.
  • No se adapta a las circunstancias. Nos empeñamos en conseguirlo independientemente del contexto.
  • Es un estándar de ejecución rígido, sin apenas excepciones.
  • Nuestro desempeño no está guiado por la realidad, sino por una norma interna de la que puede que no tenga, ni siquiera, una consciencia clara.
  • Apenas da oportunidades para la satisfacción con uno mismo.

Además, no lograr esa perfección imposible supone una auténtica catástrofe para la persona. Los niveles de ansiedad y estrés se disparan, se pone en marcha el feroz mecanismo de la crítica patológica, nuestra autoestima se ve afectada. Cuando el perfeccionista insano no logra sus objetivos (lo cual sucede con mucha frecuencia: recordemos que son inalcanzables), se critica a sí mismo como individuo, erosionando su autoimagen. Es una crítica inútil, que no contribuye a mejorar nuestra conducta.

Visto 236 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario Beatriz Vargas Jueves, 12 Enero 2017 12:16 publicado por Beatriz Vargas

    Un gran artículo con una gran verdad....esa autoexigencia insana que a todos nos ha acompañado en algún momento de nuestra vida...que buenas pautas a seguir...gracias Nuria...

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.